el eco (I)







EL ECO

concurso / finalista
Colaboración con Lucía Villers
México DF 2012



Mathias Goeritz concibe la construcción de EL ECO como una arquitectura total capaz de trascender las disciplinas plásticas. Cada pieza independiente entra en diálogo emitiendo resonancias con el resto que son la materia prima de su significado y el misterio de su unidad.

 En la versión actual del museo una de sus obras fundacionales ya no está en su lugar.  La ausencia de la Serpiente deja la obra incompleta. Sin ella los ecos de este museo son menos y algunos de sus elementos quedan sin la réplica necesaria. En el espacio conceptual y físico que deja la escultura de Goeritz se ubica esta intervención retomando el diálogo que establecía ésta con el resto del proyecto.

 Tres tetraedros sin sus aristas opuestas ocupan la totalidad del patio, fragmentan el espacio y multiplican sus recorridos. Su único orden es un pequeño foro esbozado en el suelo y cuyo escenario es la pared oriental del patio.