templo mayor







TEMPLO MAYOR

México DF 2013


En la actualidad la visita a la zona arqueológica del Templo Mayor nos permite conocer cómo era y cómo se construyó. Paseamos por las ruinas y vemos sus capas, los templos enterrados, su orientación. Sin embargo algunas de sus características  han desaparecido por la acción del tiempo o por la destrucción y ocultamiento al que fue sometido. 
Una de ellas es el color.
Cuando el visitante recorre los restos de la pirámide es difícil imaginar lo importante que fue el color en estos edificios, tanto en su aspecto como en su simbolismo.
El proyecto que aquí se presenta trata de incorporar a la zona arqueológica la experiencia del color, reconstruyendo la gama de colores que llenaban la ciudad de Tenochtitlan.